Google

COPOS DE AVENA CON VERDURAS






He aquí una curiosa receta muy fácil y rápida de preparar, a la vez que deliciosa y nutritiva.


INGREDIENTES:

1/2 Calabacín
1/2 Pimiento rojo
1/4 Calabaza
1 Zanahoria
Brécol ( varias ramas )
Copos de avena
Pimentón dulce
Ajo en polvo

PREPARACIÓN:

En una fuente de horno se colocan las verduras picadas gruesas junto con los copos de avena, el pimentón, el ajo en polvo, sal al gusto y aceite de oliva virgen.

Mezclar todo bien y añadir más aceite para que resulte más jugoso.

Agregar un poco de agua e introducir en el horno 30 minutos a 175 grados centígrados.

TOMATES VERDES FRITOS






Aunque esta receta se hace con tomates verdes, también puede intentarse con tomates rojos. Lo importante es que estén lo suficientemente enteros para poder cortarlos, manipularlos y freírlos sin que se desmoronen.

INGREDIENTES

2 Tomates verdes o rojos enteros
1 Huevo
Pan rallado
Sal y pimienta negra molida

PREPARACIÓN:

Se lavan bien los tomates y se cortan en rodajas gruesas. Salpimentarlos al gusto y reservar para que vayan soltando agua.
Se bate el huevo y se vierte en un plato hondo, igualmente se llena un plato con el pan rallado.
Preparar una sartén con abundante aceite para freír posteriormente los tomates.

Remojamos cada rodaja primero en el huevo y después las rebozamos en el pan rallado, las dejamos reposar unos minutos mientras se va calentando el aceite.

Freír hasta que estén doradas por ambos lados, dándoles la vuelta con mucho cuidado ya que el tomate no tiene mucha consistencia por contener tanta agua.

Servir calientes.

TAHÍN CASERO


El Tahín o Tahini es una crema hecha a base de semillas de sésamo, aceite y sal. El aceite que se debería de utilizar es también de sésamo para intensificar el sabor del Tahín, pero si no se dispone de él se puede usar aceite de oliva sin ningún problema, ya que estos dos sabores (oliva y sésamo) son muy compatibles entre sí.

El Tahín se puede comer tal cual untado en pan, tortas de cereales y biscotes o servir como base para elaborar otras recetas como el Hummus de garbanzos, uno de cuyos ingredientes es precisamente el tahín.

Lo que necesitaremos es una batidora-picadora y tan solo tres ingredientes:

- 100 gramos de semillas de sésamo crudas
- Aceite de sésamo (o de oliva)
- Sal marina

PREPARACIÓN:

El proceso que se sigue es similar al de la elaboración del gomasio.
Se tuestan las semillas en una sartén sin aceite hasta que estén doradas, dejar enfriar.
En  el vaso de la picadora se colocan las semillas tostadas con sal al gusto y se trituran hasta reducirlas a polvo. Es en esta fase cuando se va añadiendo poco a poco el aceite y se bate hasta conseguir la textura cremosa deseada.

Tardamos sólo unos minutos en hacer nuestro Tahín, pero los beneficios que obtenemos al consumir este producto elaborado con sésamo hace que merezca la pena un pequeño esfuerzo.

CONSEJO:

No introducir todos los ingredientes en la batidora al mismo tiempo, recordad que se debe de triturar primero el sésamo con la sal y posteriormente añadir el aceite y batir de nuevo. La razón de ésto es que, si se usa el aceite desde el principio, nuestro Tahín queda demasiado líquido y no conseguimos que nos quede como una crema.