Google

LEGUMBRES. CÓMO COCINARLAS

Las legumbres son una excelente y saludable fuente de proteínas que permiten ser cocinadas de múltiples maneras.

Pueden ser utilizadas en ensaladas, sopas, guisos, estofados, potajes o patés vegetarianos, por citar algunos ejemplos.

Aportan, además de las proteínas, hidratos de carbono, minerales y grasas de alta calidad.

Las legumbres deben de adquirirse frescas y conservarse alejadas de la luz y en un sitio fresco.

Aquí van algunos trucos para cocinarlas y sacar el mejor provecho de ellas:

A excepción de los guisantes y las lentejas, las legumbres deben de ponerse en remojo la noche anterior para que se ablanden.

Todas las legumbres se cuecen a fuego vivo los primeros 10 minutos para reducirlo después a fuego lento el resto de la cocción, con la olla sin tapar del todo y siempre cubiertas de agua, lo cual evita que se les salga la piel.

La sal se añade cuando ya están tiernas, para que no se retrase la cocción.

Echar un chorrito de aceite, además de enriquecer el guiso, nos ayuda a evitar que se salga el caldo. Contribuye también a ablandar las legumbres.