Google

PÉRDIDA DE VITAMINAS


Son muchos los factores que pueden desencadenar carencias de vitaminas en el organismo.

Algunas de las causas determinantes para ello son las siguientes:

Estrés

Al sentir estrés, nuestro cuerpo segrega adrenalina, lo cual consume mucha vitamina C, además de vitamina E y las del grupo B.

Azúcar refinado

Para poder ser metabolizado, el azúcar refinado o blanco necesita una gran cantidad de vitaminas y minerales que los obtiene o "roba" de nuestro propio organismo, en especial la vitamina B1.

Café y té

Produce carencias de vitamina B12 , A y de ácido fólico.

Alcohol

También el consumo de alcohol nos lleva a una carencia de ácido fólico, además de vitaminas B1, B2, B3 y B6.

Tabaco

La cantidad de vitamina C que un fumador necesita es el doble que la que necesita un no fumador.

Alimentos industrializados

Entendiéndose por estos los productos refinados y también las verduras, frutas, hortalizas y cereales en los que en su producción se han utilizado una gran cantidad de fertilizantes, pesticidas y/o herbicidas, con lo que nos encontramos ante alimentos claramente desvitalizados.

También aquellos productos que se recolectan bastante antes de que alcancen su punto óptimo de maduración.

En todos estos procesos las vitaminas que más sufren son la C, la B1 y la tianina.

Medicamentos

Los medicamentos interfieren en el metabolismo de las vitaminas. Un claro ejemplo de esto lo tendríamos en los antibióticos (cloranfenicol, neomicina y tetraciclina), cuyo consumo interfiere con las vitaminas A, D, K y B12.

Los anticonceptivos con las vitaminas C, E, B6, B12 y el ácido fólico.

Los antiácidos con las vitaminas A, C, D, las del grupo B y minerales como el calcio y el fósforo.