Google

PREPARACIÓN DE LAS VERDURAS


Al cocinar las verduras muchos de sus nutrientes se pierden debido principalmente al excesivo tiempo de cocción al que se ven sometidas, a que dichos nutrientes se disuelven en el agua, a la oxidación por el contacto con el aire y a cocinarlas a altas temperaturas.

Se pueden seguir algunas pautas para minimizar en lo posible estas pérdidas de nutrientes al cocinar, aquí van algunos consejos:

1.No pelar las verduras que van a asarse o a cocerse al vapor, no es necesario.

2.Cortar las verduras en trozos grandes.

3.No dejarlas en remojo para que no se disuelvan sus nutrientes.

4.Cortarlas junto antes de cocinarlas, para que no estén mucho tiempo al aire libre y se oxiden.

5.No recalentarlas, ya que en este proceso se vuelven a perder sustancias nutritivas.

6.Al pelarlas no cortar demasiado, debido a que gran parte de las vitaminas están justo debajo de la piel.

7. Cocinar con poca agua y a fuego lento.

Hay que tener siempre en cuenta que el calor destruye las vitaminas ( excepto la vitamina A) y las sales minerales, proteínas e hidratos de carbono se disuelven en el agua de la cocción. Razones que nos llevan a la conclusión de que la mejor manera de consumir las verduras es crudas.

Almacenamiento:

Hay que procurar comprar lo que se vaya a consumir en el día, a fin de evitar un almacenamiento demasiado largo.

Guardar las verduras en un sitio oscuro y fresco, ya que el oxígeno, el calor y la luz las deterioran.